Press "Enter" to skip to content

Spotify apuesta fuerte al Podcasting

Compartir este artículo

Los ingresos por podcasting alcanzaron los 314 millones de dólares en 2017, según una encuesta realizada por terceros el verano pasado. Es un gran número de lo que se ha considerado históricamente como un nicho y un medio de monetización difícil. Sin embargo, son cifras que no hacen justicia a los 500 millones que la gran compañía de la música por streaming está dispuesta a invertir en 2019.



Dos importantes adquisiciones anunciadas recientemente ya incluyen un compromiso masivo con el podcasting, que se mira ahora como un nuevo nicho para millonarios modelos de negocio. Se informó la compra de Gimlet y de Anchor (ya publicaremos un post sobre esta app). En estos dos productos solamente ha llegado casi a la cifra que se propusieron invertir.

Cabe preguntarse si con semejante gasto, la compañía tiene datos que aún desconocemos, que le permitirán obtener tamañas ganancias que hagan que la inversión valga la pena.

Hay que decirlo: Spotify llegó tarde a la carrera por los contenidos sonoros. Vale recordar que la popularidad del podcast se alcanzó en 2004, de la mano de Apple y su visionario iTunes.

Después de un largo período de prueba, Spotify recién abrió su programa de presentación de podcast a todos los interesados ​​en octubre pasado. Sin embargo, este gigante se esfuerza por mantenerse a la vanguardia del crecimiento inminente de Apple Music, y repentinamente comienza una política orientada hacia el podcasting para, no sólo sumarse a la carrera, sino también comprar chances de ganarla.

En una entrevista con TechCrunch, el Director de I + D de Spotify, Gustav Söderström, admite que la compañía no estaba haciendo un trabajo particularmente bueno al proveer contenido de podcasting. «La experiencia del usuario fue muy pobre», dice. «Vimos a muchos usuarios escuchando podcasts. Fue algo inesperado y no entendimos realmente por qué. Resultó que la gente realmente quería tener podcasts en Spotify con su música. Si miramos a la radio como referencia, no debería sorprendernos».

Lo que descubrió Spotify fue lo que muchos, sin duda, ya sospechaban: muchos usuarios no necesitan o desean aplicaciones adicionales para sus escuchas, sus diferentes tipos de audio.

La misma firma que colocó los ingresos por podcasting en $ 314 millones para 2017 pronostica que la cantidad llegará a $ 659 millones el próximo año, lo que representa un aumento del 110 por ciento. Es un golpe saludable, pero todavía está lejos de devolver la inversión de Spotify en una categoría que actualmente se divide entre innumerables jugadores diferentes, incluyendo, en particular, Apple, cuyo iPod le dio su nombre al medio.

Eventualmente, Spotify monetizará los podcasts de la misma manera que lo hace con la música, a través de suscripciones e ingresos por publicidad.



Spotify siempre ha ofrecido contenido exclusivo de Gimlet y otros estudios de podcasting. Dice que continuará haciéndolo. Lo mismo ocurre con los programas creados a través de Anchor, que ofrece un método fácil para ofrecer diferentes servicios: la compañía recientemente afirmó que estaba impulsando alrededor del 40 por ciento de los nuevos podcasts.

La gran promesa de podcasting siempre ha sido una especie de democratización del contenido. Cualquier persona con una computadora y un micrófono puede crear un podcast. Pero si los primeros días de la red mundial nos han enseñado algo, es que todas las tendencias tienden hacia lo corporativo en una sociedad capitalista.

C/info TechCrunch

Be First to Comment

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *